ACOMPAÑAMIENTO AL DUELO Y A LA MUERTE

Te ofrecemos un acompañamiento personal en el proceso de morir  o en el duelo por la pérdida de un ser querido.

Un proceso de duelo también puede tener lugar después de pérdidas importantes. La aflicción es proporcional al amor que se siente. Ni se besa, ni se llora a quien no se quiere. El amor hace que los besos tengan ahora forma de lágrima, por lo tanto es más adecuado no luchar contra ello y aceptar que durante un tiempo el ritmo de vida será diferente. 

Estaremos de acuerdo sin embargo, que no es un proceso lineal y que cada persona lo vivirá de forma especial. Momentos de grandes altibajos se darán cita a diario y sólo podremos decir que el duelo se ha resuelto cuando seamos capaces de pensar en el ser amado, sintiendo ternura por todo lo que hemos oído y compartido a su lado. En estos momentos tendremos explorado en lo más profundo de nosotros mismos y eso nos convertirá en personas más sabias.



			
Share This
error: